¿Funciona la desinfección masiva contra el COVID y vale la pena para el medio ambiente?

Algunas técnicas de desinfección masiva en espacios públicos para luchar contra el coronavirus pueden ser contraproducentes.

Expertos de la Universidad de Guelph (Canadá) indican que desinfectar con lejía algunos espacios es más un "acto simbólico", ya que la principal vía d transmisión es de persona a persona y no tanto por el contacto con superficies infectadas.

Pulverizar lejía y otro aerosoles sí está teniendo un impacto en los ecosistemas y animales por su elevada toxicidad.

Países como Canadá han descartado esta práctica, que sí se aplica en España o Italia, en la lucha contra el COVID-19.cripción Larga

18 de August de 2020